logo
Una enfermedad
silenciosa

La Enfermedad Celiaca es la intolerancia alimentaria genética más frecuente de la especie humana.

Se calcula que, aproximadamente, el 1% de la población mundial la padece, pero la mayoría es asintomática y lo ignora.

En México, los investigadores encabezados por el doctor José Ma. Remes Troche, determinaron que el 0.68% de la población es celiaca; es decir, uno de cada 140 mexicanos está en esta condición de vida.

El único tratamiento posible es eliminar de la dieta aquellos alimentos que contengan trigo, cebada o centeno.

¿Cómo sospechar que se padece la enfermedad cuando no se tienen los síntomas clásicos?

  • La EC es una intolerancia total y permanente a proteínas contenidas en el gluten del trigo, la cebada y el centeno. Estas sustancias resultan tóxicas para el organismo de un celíaco y afectan directamente a su intestino delgado, que es el encargado de la absorción de los nutrientes. Por lo tanto, como consecuencia de ello, el intestino no puede cumplir con esta función.

    La atrofia vellositaria puede recuperarse mediante un solo y único tratamiento: asumir una dieta estricta y de por vida SIN GLUTEN. Para que el intestino no comprometa su función absortiva y para que el paciente no ponga en riesgo su salud, debe retirar el trigo, la cebada y el centeno de su alimentación.

    La Enfermedad Celiaca es genética: se nace con la predisposición a padecerla, aunque no siempre se manifiesta clínicamente. Por este motivo, los familiares de un celíaco constituyen un grupo de riesgo y es conveniente que se realicen los exámenes específicos para detectarla (análisis de anticuerpos y biopsia de intestino delgado), aún cuando no haya síntomas visibles.

    Pacientes y familiares de pacientes con diabetes tipo 1; personas que sufren de trastornos tiroideos o hepáticos, de enfermedades del tejido conectivo, de síndrome de Down o de trastornos neurológicos, entre otros, también conforman un grupo de alto riesgo que debería someterse a los tests serológicos, ya que existe una alta prevalencia de EC asociada a estas patologías.

    Además de las formas silentes, la Enfermedad Celiaca también puede manifestarse como monosintomática extradigestiva, que muchas veces no se relacionan con la enfermedad, razón por la cual el diagnóstico se retrasa, en promedio, de 8 a 10 años. Se trata de pacientes bien nutridos, sin diarrea ni síndromes carenciales que pueden tener como único indicio, por ejemplo, depresión o piel seca, causada por esta intolerancia alimentaria.

  • img
    La atrofia vellositaria puede
    recuperarse mediante un solo y
    único tratamiento: asumir
    una dieta estricta y de por vida
    SIN GLUTEN.
    img

La enfermedad Celiaca es una condición genética: se nace con la predisposición a padecerla, aunque no siempre se manifiesta clínicamente. Por este motivo, los familiares de un celiaco constituyen un grupo de riesgo y es conveniente que se realicen los exámenes específicos para detectarla (análisis de anticuerpos y biopsia de intestino delgado), aún cuando no haya síntomas visibles.

Pacientes y familiares de pacientes con diabetes tipo 1, personas que sufren de trastornos tiroideos o hepáticos, de enfermedades del tejido conectivo, de síndrome de Down o de trastornos neurológicos, entre otros, también conforman un grupo de alto riesgo que debería someterse a los tests serológicos, ya que existe una alta prevalencia de EC asociada a estas patologías.

Además de las formas silentes, la enfermedad Celiaca también puede expresarse a través de manifestaciones monosintomáticas extradigestivas que muchas veces no se relacionan con la enfermedad, razón por la cual el diagnóstico se retrasa, en promedio, cinco años. Se trata de pacientes bien nutridos, sin diarrea ni síndromes carenciales que pueden tener como único indicio, por ejemplo, depresión o piel seca a causa de esta intolerancia alimentaria.

  • SÍNTOMAS TÍPICOS
    Diarrea
    Desnutrición
    Distención abdominal
    Baja talla
    Falta de ácido fólico
    Pérdida de grasa
  • SÍNTOMAS ATÍPICOS
    Anemia
    Esterilidad
    Abortos repetidos
    Osteoporosis
    Depresión
    Piel seca
    Baja estatura
  • OTROS SÍNTOMAS
    EN NIÑOS
    Cansancio
    Mal carácter
    Niños callados
    Osteoporosis
    Dolor de panza
    Caída de pelo

Lo que no puedes dejar de leer