logo
Blog TODO SOBRE LA ENFERMEDAD
CELIACA
Menu Blog
  • 07 Mayo 2010
  • 308
Tamales de frutas, queso y cajeta, sin gluten

Bueno, pues a seguir con algo de recetas para el gusto de los celíacos.

Resulta que hace un par de días me topé con una receta  para hacer tamales. La sorpresa fue que cuando comencé a leer la lista de ingredientes pude constatar que era muy fácil adaptarla para que quedara a placer de quienes no podemos comer gluten. Lo hice y me salieron unos tamales, como para chuparse los dedos.


 

La receta decía que era como para 15 porciones. A mi me salieron como 50, pero todos muy ricos, porque además le hice variantes en el relleno, que además lo hacen ser “light”, para quienes gustan de estos términos, con los que yo me peleo, porque utilizan substancias nada recomendables; pero los tamales en cuestión nada de eso tienen. Son naturales en todo; bueno, en lo que se puede, del relleno, por supuesto.

Pero dejemos el rollo y vamos a la receta:

Ingredientes:

3 barritas de mantequilla (Yo uso Gloria, para todo)

8 huevos

3 tazas de harina de arroz (yo utilice Tres Estrellas)

2 cucharadas de polvo para hornear (conseguí tres marcas diferentes, sin gluten, de EU y Canadá)

1 lata de leche condensada (yo utilizo Nestlé, que dice la empresa es sin gluten)

1 taza de cajeta (aquí las variantes, que les cuento adelante)

Hojas de maíz para tamales (muchas)

Forma de hacerlos

1.- Remoja las hojas de maíz, en agua caliente suficiente para cubrirlas, hasta que suavicen; escúrrelas y reserva

2.- Bate la mantequilla a velocidad alta y cuando tenga consistencia cremosa, incorpora los huevos, uno por uno

3.- Cierne la harina de arroz con el polvo para hornear 3 veces –eso dice la receta, yo no los cerní, porque la harina de arroz es muy fina-; agrégalos a la mantequilla, bate para incorporarlos.

4.- Vierte la leche condensada poco a poco y bate hasta que se integre

5.- Unta una cucharada de la masa en hojas de maíz, agrega una cucharadita de cajeta en el centro y envuelve –Ojo aquí: en mi caso, toda la cajeta se salió de los tamales o se fue al fondo lo poco que quedó dentro, por lo que habría que buscar como evitarlo. Como pensé resultarían muy dulces, les puse junto con la cajeta queso doble crema –también utilicé Nestlé- o panela. Además, varié. A otros les puse panela con mango natural y pude haberle puesto cualquier otra fruta, –fresa, manzana, durazno, piña- lo que quieras y les da un sabor muy agradable. Resultaron nada dulces, muy buenos.

6.- Acomódalos en forma vertical en una vaporera –o en olla de presión- y cocina durante 30 minutos a fuego medio, o hasta que los tamales estén cocidos –quizá unos 40 minutos sea lo adecuado, para que no se peguen en la hoja a la hora de comerlos-.

Después, te haces un buen atole, un buen café o o un buen té y cómete todos los que quieras, porque son irresistibles. Yo me como tres por comida y la regalé a mis hermanos algunos. A todos los gustaron, y eso que ellos no comen tamales de dulce, sólo de rajas, chile rojo y verde, que probaré hacerlos en unos días más.

Así es que aquí tienen un postre riquísimo, que debo decirles me volé de una revista que se llama Cocina Fácil y sólo busqué los ingredientes libres de gluten, nada difícil de encontrar en cualquier súper, excepto el polvo para hornear, que en mi caso compré en una panadería que se llama Goiti, en Avenida México, a un par de cuadras de López Mateos, hacia el poniente-, donde hay una gran variedad de productos libres de gluten

Dejanos tu opinion
comentarios (0)